RICHARD QUINTERO

RichardTocar el tambor es una forma de comunicarme con el mundo y es un lenguaje universal. Su sonido y vibración nos une, nos hermana.
Formo parte de “Tambores para la Convivencia” porque te hace sentir que formas parte de un proyecto precioso de un futuro mejor, que el mundo se puede cambiar con un poquito de todos.

Mi vida no ha cambiado, pero sí le ha dado un sentido a mi forma de vivirla y encontrar esas respuestas que no encontraba y ver que somos muchos que sentimos la vida así, como una fuente de amor inagotable y creer aun mas en el ser humano.

Destacaría la humanidad, compañerismo, amor, implicación y que todos somos válidos.

200 es sólo un número, porque ya llegamos a muchísimos más. Seriamente pienso que hemos comenzado un cambio. Hay tantas ganas, tanta energía, que se convertirá en una pandemia rica rica.

Anuncios